Nadal, campeón del Abierto de Estados Unidos, sufrió un calambre en la pierna derecha mientras realizaba su rueda de prensa, que motivó que esta fuera suspendida durante algunos minutos y que el jugador necesitase la asistencia de uno de los fisioterapeutas del torneo. (Nadal arrolló a Nalbandian y avanzó a octavos del Abierto de EE. UU.).
Mientras contestaba a las preguntas de los periodistas españoles, Nadal torció el gesto y se tapó la cara con gestos de dolor, mientras apenas podía articular palabra. Tras unos segundos, Nadal solicitó a los organizadores que llamaran a un fisioterapeuta.